la lexicología

¿Por qué la lexicología es importante?

 

La lexicología es la parte de la lingüística que estudia el vocabulario de una lengua y la formación de las palabras. Esto es realmente útil para aprender un idioma  como el ingles porque nos permite sin mucho esfuerzo aprender cómo funciona el vocabulario y ampliarlo de manera rápida y efectiva.

lexicología

La derivación

El vocabulario en una lengua se forma de muchas maneras, entre ellas la derivación. Formar derivados es una manera muy fácil de crear nuevas palabras, podemos crear palabras añadiendo diferentes prefijos o sufijos a palabras anteriores, como por ejemplo añadiendo el sufijo -mente a muchas palabras podemos crear adverbios que nos indiquen la manera en la que se hacen las cosas, fácil o fácilmente.

 

La composición

Otra forma de crear palabras es la composición, así podemos juntar dos raíces de dos palabras que podamos unir y crear una palabra nueva, por ejemplo moto-cicleta, im-posible.

 

Con estas formas de crear palabras podemos deducir de manera fácil y rápida el significado de las nuevas palabras y así poder ampliar nuestro vocabulario. Para esto sirve tener conocimientos de lexicología, para conocer cómo funciona el vocabulario, para saber cómo se forman las palabras y así poder conocer su significado sin tener que recurrir siempre al diccionario y a la semántica, puesto que si conocemos las técnicas con las que se forman las palabras podremos inferir el significado de las misma si conocemos las palabras originales.

 

Es importante que el profesorado que nos enseña el idioma conozca los secretos de la lexicología porque así nos puede instruir en los principios de la formación de las palabras puesto que esto es realmente útil para ampliar el vocabulario de una manera rápida y sencilla. Así solamente tendremos que aprender las palabras básicas ya que podremos deducir el significado de las derivadas partiendo del sentido de las originales.

 

El papel de la lexicología

Dado que la lexicología nos permite seguir pistas para deducir el significado de una palabra a partir de la misma palabra sin tener que recurrir al contexto es importante estudiar tanto las opciones de formación de palabras así como las raíces de las palabras en sí. Cuantos más prefijos, sufijos y raíces conozcamos, mejor preparados estaremos para deducir el significado de nuevo vocabulario. Por eso cuando encontramos nuevas palabras en importante estudiar su estructura para averiguar cómo se han formado y poder descifrar su significado a partir de su composición.

 

Si no tenemos que aprendernos listas interminables de vocabulario nuestros avances en el idioma serán mucho más rápidos y aprender la lengua no nos resultará tan aburrido ya que nosotros mismos veremos de veremos nuestros progresos de una manera sencilla. Si además de lo imprescindible de estudiar lexicología, añadimos un conocimiento suficiente del resto de disciplinas lingüísticas, aprender inglés puede convertirse en un juego de niños, ya que cada parte, gramática o morfosintaxis, semántica, fonética y fonología, nos aporta un conocimiento esencial de una parte de la lengua y nos da ventaja sobre el resto de estudiantes que no conocen estas disciplinas.

Papel de la lexicología

:¿Cómo nos ayuda la lexicología?

 

La lexicología es la parte de la lingüística que se encarga de estudiar el vocabulario de una lengua. Esa es la definición general de la lexicología, aunque realmente su cometido en un idioma es mucho más amplio y los beneficios que nos puede aportar a la hora de estudiar un idioma son también muchísimos.

 

¿Que hace la lexicología?

La lexicología se encarga del vocabulario en toda su extensión, es decir, no sólo estudia el significado de las palabras como tal, sino que se encarga de saber si una palabra tiene más de un sentido, si los hablantes han dejado de utilizar una palabra o si se han creado palabras nuevas, o si se les ha dado un nuevo sentido a alguna palabra existente. Esto nos va a resultar muy útil ya que nos puede ayudar a comprender realmente expresiones que de manera literal no tendrían ningún sentido, como frases hechas o refranes. Por ejemplo en inglés cuando llueve de manera fuerte se dice “it´s raining cats and dogs”, si traducimos esta expresión de manera literal “ están lloviendo gatos y perros” para los hablantes de español no tiene ningún sentido, pero si  conocemos su sentido (que llueve mucho) podríamos traducirla por una frase que para nosotros si tenga sentido en español como que “está lloviendo a cántaros”.

Principios de la LEXICOLOGÍA

Pues por esta razón conocer los principios de la lexicología nos puede ayudar a ampliar nuestro vocabulario de manera rápida y sencilla. Así mismo nos va a servir para estar al día en cuanto al vocabulario del idioma porque, como sabemos, todas las lenguas son organismos vivos y están en cambio constante, dado que la lengua ha de recoger la evolución del mundo que la rodea. Por eso hay palabras que cambian su significado, adaptándolo a los nuevos tiempos, hay otras que caen en desuso, ya sea porque el objeto al que representan ha dejado de utilizarse o porque al modernizarse se le ha dado un nuevo nombre, y también se crean palabras nuevas de forma habitual.

Razones para utilizar la lexicología

Otra de las razones por las que la lexicología es una rama de la lingüística muy útil, es porque nos ayuda a adaptar nuestro discurso dependiendo del contexto en el que nos estemos moviendo. Lógicamente no podemos utilizar el mismo registro del lenguaje si estamos hablando con un amigo o si estamos escribiendo una carta al director de una universidad. En la primera situación utilizaremos un lenguaje oral mucho más distendido e informal, en cambio en la carta usaremos un vocabulario mucho más refinado y culto ya que se trata de un texto escrito y se trata de un ámbito cultural más formal. Pues todo esto también lo estudia la lexicología y es una parte fundamental para los hablantes de un idioma, saber expresarse de distinta forma según cual sea el contexto y quien sea nuestro interlocutor. Esto define a los hablantes expertos de un idioma.

 

Por eso debemos conocer los principios básicos de la lexicología, porque nos ayudará a ampliar nuestro vocabulario de manera rápida y sencilla, además de enseñarnos cómo adecuar nuestra expresión según lo requiera cada ocasión en la que tengamos que utilizar el idioma.

morfosintaxis para aprender un idioma

Por qué es importante la morfosintaxis para aprender un idioma.

Definición de la morfosintaxis:

La morfosintaxis (o gramática, como también se conoce normalmente) no nos enseña a “hablar” en sí misma. A través de ella no aprenderemos nuevas palabras ni mejoraremos nuestra pronunciación. No obstante, es esencial para el aprendizaje de una lengua pues nos ayuda a pensar sobre “cómo” se habla, examinando los distintos elementos que componen el idioma para estudiar cómo funcionan estas piezas de lenguaje y cómo se organizan unos respecto a otros.

Morfosintaxis, un conjunto de reglas

Un hablante tiene normalmente interiorizados unos conocimientos gramaticales a cerca de su lengua madre de manera casi instintiva, y es que la morfosintaxis es el conjunto de reglas y elementos que permiten que una oración tenga sentido, y no sea simplemente una secuencia de palabras sin relación lógica entre sí. El orden de las palabras y la relación entre ellas es tan esencial para transmitir un mensaje como saber usar las palabras apropiadas o ser capaz de pronunciarlas sin cometer errores que puedan llevar a confusión.

Y es que es muy sencillo detectar fallos de pronunciación u ortografía cuando estamos aprendiendo un idioma, pero hay errores igualmente comunes pero mucho más difíciles de detectar para alguien inexperto. Los errores gramaticales son un buen ejemplo de ello. Para evitarlos, es necesario ser capaz de estudiar con criterio acertado la jerarquía de cada una de las palabras en la oración, y pararse a comprobar que las relaciones que se establecen entre ellas son correctas y existe perfecta concordancia, de manera que el significado que queremos hacer llegar a nuestro interlocutor se transmita de manera correcta.

¿Cómo se materializa esto?

Es posible que una oración resulte incomprensible simplemente por haber colocado unas palabras en el orden incorrecto o no haber hecho concordar adecuadamente género y número entre dos partes de la oración referidos a un mismo elemento. Es más, otros elementos además de las palabras pueden influir notablemente en el sentido de lo que se expresa. Una coma en un lugar mal colocado ocasionará que una frase altere completamente su sentido. Por ejemplo: El significado de “Juan duerme” es completamente distinto al de “Juan, duerme”. En el primer caso expresamos una realidad que está teniendo lugar este instante, un hecho. En el segundo caso, estamos dando una orden a Juan, por lo que obviamente Juan no está durmiendo en este momento, pero queremos que lo haga en un futuro cercano.

Como dominar el idioma:

Es común que una persona que acaba de comenzar a estudiar una lengua, por ejemplo el ingles, se diferencie claramente de alguien que la domina por emplear estructuras gramaticales muy sencillas en comparación con las empleadas por hablantes nativos.

Al principio, entender el uso que hacen del lenguaje los expertos en él, empleando oraciones subordinadas y compuestas puede ser difícil, y por esa razón, esforzarse en analizar morfosintácticamente una oración puede ser importantísimo para comprenderlos. Pero a medida que entendamos a los oradores nativos y nos acostumbremos a las estructuras que utilizan, nos serán más familiares.

De esta manera, poco a poco aprenderemos a imitar estas estructuras y, de manera natural, mejoraremos notablemente nuestro dominio del idioma y conseguiremos hablar lenguas de manera correcta.

 

El curso de Ingles: quién puede utilizarlo

¿A quién puede ir dirigido el curso de ingles?

Todos los tipos de cursos de ingles

Se pueden encontrar diferencias en los cursos de inglés dependiendo de la población a la que se dirigen. Existen cursos para niños, lo cual es una excelente idea ya que los niños son como esponjas que absorben el conocimiento y lo memorizan muy fácilmente. En fechas como el verano, es una estupenda ocasión de apuntarles a ellos ya que tienen demasiado tiempo libre que acaban desperdiciando en el ocio sedentario como ver la televisión, jugar al ordenador, wii, play station, etc.

Un curso de ingles

No es un secreto para ningún sector que en la actualidad estemos pasando por momentos difíciles en lo que al trabajo se refiere. Cada vez es una tarea más ardua hacerse un hueco en el mercado laboral y las empresas se vuelven más exigentes en lo que a la selección de candidatos se refiere.

 

Los sectores que pueden utilizar el curso de ingles

Pero si soy barrendero, basurero, jardinero ¿Necesito saber ingles? Pues seguramente sí, por una razón u otra, cualquier perfil profesional se ve mejorado por el conocimiento de este idioma. Ya da igual a qué profesión te dediques (Hostelería, Marketing, Industria, Música, Tecnología, Comercio,…), pues se ha convertido en un requisito imprescindible para cualquier puesto de trabajo. Hay tantas personas peleando por un empleo que poseer un nivel avanzado es lo único que te destaca de la multitud.

 

Otra opción es que seas estudiante o un joven adulto que necesite esos conocimientos del idioma para acceder a un puesto de trabajo o para la universidad. Con ese objetivo se realizan muchos cursos dependiendo de tu nivel. Los hay extensivos, es decir, durante todo el año e intensivos es decir, en unos pocos meses. Nosotros recomendamos el curso extensivo para que se logren asentar mejor los conocimientos y tengas una rutina de practicar la lengua diariamente. Sin embargo, si necesitas la titulación para viajar al extranjero, es muy recomendable realizar un curso intensivo de ingles ya que durante el viaje solamente vas a escuchar, hablar, pensar en el idioma con lo que un curso donde tengas una inmersión lingüística completa tu aprendizaje estará garantizado.

 

Los cursos de ingles para empresas

Para trabajadores, existen cursos para empresas donde la formación la ofrece la propia empresa. Son cursos muy específicos y tienen el objetivo de mejorar tus capacidades para desempeñar las tareas de tu puesto de trabajo ya que están especializados en tu entorno profesional. Desarrollan tus destrezas y tus competencias lingüísticas específicamente de tu área laboral. Se trabajan temas como por ejemplo realizar registros de entrada y salida de hoteles, atender en un restaurante, enviar emails, solicitar trabajo, vocabulario comercial y legal, etc.

 

¿Y si soy un jubilado? Es una estupenda ocasión para aprender cosas nuevas y que el cerebro esté continuamente funcionando. Gracias a la plasticidad cerebral, estamos continuamente aprendiendo con lo que practicar un idioma es parecido a engrasar el coche. Si no usamos la mente, cada vez nos costará más aprender cosas nuevas. Órgano que no se usa, se atrofia.

 

Los españoles, sobre todo, estudiamos inglés durante toda nuestra vida así que necesitamos un curso de ingles donde se nos motive, enseñe, practique, se hable y se nos escuche en inglés, no nos vale cualquier cosa. Gastamos una gran cantidad de tiempo, energía, dinero y dedicación en el idioma, por lo que necesitamos que la enseñanza sea también de la misma calidad.

 

Familias Léxicas

 

Familias Léxicas

 

Se define Familia Léxica (o bien Palabras Derivadas) a aquellas que derivan de otra a la que se le agregan Morfemas Derivativos (Prefijos, Sufijos y también Interfijos). Una familia léxica es el conjunto de palabras que comparten exactamente el mismo lexema (asimismo llamado raíz). Una palabra, llamada primitiva, conlleva con la mayor información semántica o bien de contenido, al tiempo que el resto, formadas por derivación (o sea, agregando afijos), aportan matices de significado.

 

En este artículo vamos a ver la formación de algunas palabras en inglés en relación a la formación de familias de palabras, esta son aquellas que comparten una misma raíz, es decir, la parte que mantenemos en los términos que pertenecen la misma familia. Un ejemplo de esto en español sería:

 

-Pan

-Panadería

-Panadero

 

Vemos que estas tres palabras comparten una misma raíz (pan). Encontramos otros ejemplos como: panecillo, empanar, empanadilla, panificadora…

 

Tanto en inglés como en español, de un verbo, podemos obtener un sustantivo, un adjetivo o un adverbio o por ejemplo podemos obtener de un adjetivo un verbo o un adverbio. Un ejemplo de esto sería:

 

-Accuse (verbo)

-Accusartion (sustantivo)

-Acusing (adjetivo)

-Acused (sustantivo)

 

¿Cómo podemos desglosar un verbo en palabras que pertenecen a la misa familia léxica? La respuesta es sencilla, usando los sufijos. Estos son grupos de letras que se añaden al final de un vocablo para formar otro. Podemos formar otras palabras teniendo por ejemplo:

 

-Critic (sustantivo)

-Criticise (verbo)

-Critical (adjetivo)

– Critically (adverbio)

 

Al agregar estos sufijos a la raíz de las palabras, forman otra nueva, este recurso es muy utilizado por la lengua inglesa por lo que existen muchos sufijos tanto para formar verbos como adjetivos, adverbios o sustantivos y aquí viene la importancia de tener un buen curso de ingles para poder entender bien todos esos matices.

Para formar verbos puedes utilizar estos prefijos:

-ise: Puede traducirse como -izar.

-fy: Puede traducirse como -ficar.
-ate: Puede traducirse como la terminación -ar.

Si queremos construir sustantivos:

-tion / -sion: Nos muestra el estado o la acción.
-er: Nos muestra la persona que hace la acción.
-ment: Nos muestra el resultado de algo.
-dom: Indica una condición.
-cy: Nos muestra la calidad o estado de algo.
-ness: Nos muestra la calidad o estado de algo.

-ant / -ent: Indica la persona que ha realizado algo.
-al: Es un indicativo de acción o proceso.
-ence / -ance: Nos muestra una acción o estado.
-ship: Indica cualidad, estado, o habilidad de algo.

Para formar adjetivos:

-al: Nos muestra una conexión o relación de algo.

-ous: Nos indica la naturaleza o cualidad de algo.
-ful: Nos indica la cualidad de algo, lleno de.
-less: Nos indica que falta algo.
-able: Nos indica la habilidad.
-ent: Nos dice que es algo.
-ive: Nos indica la naturaleza de algo.

Para formar adverbios:

El más conocido de todos es -ly, lo conocerás porque es el equivalente al sufijo español -mente e indica la forma en la que se hace algo, por ejemplo: Fortunalely, slowly, sadly, quickly
Espero que con este artículo puedas ver lo fácil que resulta la formación de palabras y las diferencias entre inglés y español como lenguas. Aprender es fácil si buscas la raíz de una palabra y le añades los sufijos pertinentes para formar otra diferente.